PAGINA EDITORIAL

Un voto consciente

Ha llegado el momento de la verdad. La elección de las nuevas autoridades Municipales y regionales tienen  en esta oportunidad una especial connotación. Se avecinan importantes inversiones tanto a nivel minero, como agroindustrial y ecoturistico, que hacen ver nuestra región como una de las circunscripciones con un mejor futuro a nivel país.

Más de mil quinientos millones son los que ingresaran a las arcas regionales y municipales por concepto de canon y otros, los que deberán ser administrados por las autoridades que elijamos.

Ahí está el dilema y ahí está la grave responsabilidad que debemos asumir todos los arequipeños que por nacimiento o por migración vivimos en estas latitudes, los mismos que tenemos que saber elegir, en los comicios del 3 de octubre.

No podemos darnos el lujo de equivocarnos. Estas son las mejores épocas de inversiones y capitales en nuestra Región. Quizás no se vuelvan a repetir, y por eso tenemos una responsabilidad no solo momentánea sino histórica.

Este es el momento en que tenemos que saber encontrar entre todos los candidatos con posibilidades de ganar en los comicios, al mejor representante para la Presidencia Regional, para la Alcaldía Provincial y para los Municipios Distritales.

Ellos manejarán fondos que nunca antes estuvieron en poder de estas entidades públicas, en las proporciones en que se vienen. Por eso tenemos que analizar con mucho cuidado a los que pretenden ocupar el Sillón  Regional y los Sillones Municipales.

Analizar significa que debemos saber antes de votar por determinada persona, si la gestión desarrollada en su actividad pública o privada ha sido buena. Si tiene experiencia y si esa experiencia es positiva. Si ha manejado alguna institución y la ha manejado correctamente. Si ha sido funcionario público y ha obtenido logros positivos. Si ha sido autoridad y la gente ha aprobado su gestión mayoritariamente.

Pareciera ser que hay tres candidatos con opción y nosotros creemos que solo uno de ellos reúne los requisitos suficientes para ser Presidente Regional. No pretendemos manipular su decisión pero estamos seguros que al analizar usted sabe a quién nos referimos. Lo propio pasa con la municipalidad provincial y la mayoría de municipalidades distritales donde hay dos o tres candidatos que tienen opción y entre ellos hay que elegir. ¡Saben por qué? Porque el voto perdido favorece la dispersión, y si uno no quiere que haya reelección, debe evitar votar por personajes sin opción de ganar.

Y allí la gran responsabilidad del voto consciente en el caso de los adultos por el futuro de sus hijos y nietos, y en el caso de los jóvenes para poder lograr un mejor horizonte para su desarrollo familiar y personal. Ojala no se vote solo a ganador, porque si no habremos perdido nuevamente el tiempo.